domingo, 3 de octubre de 2010

¿A quién deprime el OTOÑO?

Es una noticia de esas de relleno de los telediarios y cíclica cada año. Termina el verano y llegan las depresiones postvacacionales.Supongo yo que si el cambio de estación o fin de la vacación implica el fin de la compañía de los que quieres o de tu rutina podría entenderlo. Pero que triste es que el volver a tus hábitos, a tus rutinas y a tus espacios y a tus ritmos provoque desasosiego cuando no algo peor.
Por ello es muy conveniente que tus ocios y aficiones básicas no dependan de estar en vacaciones para realizarlos. Estar esperando las próximas vacaciones para su práctica entiendo que entristezca .
No creo que los que amamos el OTOÑO seamos meláncolicos, faltos de empuje y reconcomidos de tristezas, penas o sombras; ni siquiera amantes de la NOCHE, la cual detesto. Claro que alguien podrá espetarme que hablo de otoños muy plácidos, y por supuesto que soy consciente de la latitud en la que habito y en la que me desenvuelvo, a veces uno no es conciente de ello y conviene situarse en el mapa para dar explicación de muchas de nuestras apetencias y anhelos. Este relativismo espacial lo advertí cuando leyendo un manual de vela ligera, dedicaba un capítulo a la guarda de la embarcación para pasar el invierno, entonces me dí cuenta de que yo puedo prescindir de ese capítulo que me es ajeno. Es más al llegar el Otoño disfruto más en la playa por la ausencia de bañistas y porque el sol aún luciendo deja ya de achicharrar y puede uno alargar el rato a unos mediodías ya deliciosos.
domingo 26 de setiembre sobre las 14,30



2 octubre

Y a la caída de la tarde con un libro frente

al mar de antes.


¿Quién dejó para el otoño una imagen ocre de hojas caídas, al viento y en putrefacción?

Mis dos jazmines reverdecen y florecen en otoño: foto 7 octubre


Addendum de 11 de enero de 2011, (una cita oportuna):

Fue en este luminoso silencio otoñal, en el silencio de la lluvia de hojas, donde aprendí a ser feliz sin felicidad...Me siento tan bien en otoño......Es en primavera cuando me entran las ganas de suicidarme. En otoño me renuevo, tengo ganas de vivir. [ERNO SZEP "La manzana de Adán",pág.98]

3 comentarios:

  1. Buenas fotos, las dos primeras con ese rayo de sol atravesando la imagen, la tercera con los libros atravesando la silueta. Esa foto parece que fuera laa radiografía de un alma llena de libros.

    Te deseo un feliz otoño.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, la tercera foto ¿está tomada de fuera hacia dentro o desde dentro de la habitación hacia fuera?

    ResponderEliminar
  3. Es desde fuera adentro, la figura es reflejo y los libros no

    ResponderEliminar

Gracias por merecerte interés dejarte caer por aquí y dejar una huella